Con suma expectativa se ha lanzado la II FERIA REGIONAL ARTESANAL Y FOLKLORICA HUANCARUTE 2014, organizada por la Asociación Artesanal Huanchaco con el auspicio de la Municipalidad Distrital de Huanchaco y del Gobierno Regional de La Libertad a través de la Sub Gerencia de Artesanía. La misma se realizará del 19 de julio al 3 de agosto del presente en las instalaciones del parque Simón Bolivar, en la Av. La Rivera s/n , al costado de la Municipalidad Distrital de Huanchaco, en la provincia de Trujillo, región La Libertad. La feria cuenta con su reglamento y un programa especial de espectaculos.

12

Con especial expectativa en la Casa del Gobierno Regional La Libertad se lanzó el Programa Nacional de Turismo Andino y se procedió a la instalación del colectivo Markawamachuco. La reunión estuvo presidida por el ingeniero José Murgia Zannier, presidente del Gobierno Regional de La Libertad; el cual estuvo acompañado del señor Alfonso Velásquez Tuesta, presidente de Sierra Exportadora; así como también, se contó con la presencia del Doctor Bernardo Alva Pérez, Gerente Regional de Comercio Exterior, Turismo y Artesanía de La Libertad; de la Eco. Emma Flores Ríos, Gerente Regional la Cooperación Técnica y Promoción de la Inversión Privada; de la señora Lucila Sifuentes Valderrama, presidenta de la Asociación Textil Los Laureles de Huamachuco; y de la señora Leonor Ávila Gutiérrez, presidenta de la Asociación de Tejedoras, Costureras y Bordadoras de Huamachuco; igualmente de diversas autoridades y representantes de instituciones públicas y privadas.

El programa ha sido diseñado en el marco de los alcances de la Ley N° 28298, Ley Marco para el Desarrollo Económico del Sector Rural que establece el marco normativo de apoyo y promoción al Sector Rural para generar empleo productivo y sostenible, elevar los niveles de competitividad y rentabilidad, mejorar la calidad de vida en las familias del campo, aumentar el acceso de las empresas rurales a los mercados e insertarlos en la economía global.
Entre los objetivos del programa se cuenta la promoción de la inversión en el sector Turismo, con el propósito de contribuir en el desarrollo territorial e inclusión productiva. Los objetivos estratégicos a cumplir son:

1. Impulsar el Desarrollo de Productos Turísticos en zonas andinas: Con el objeto de promover, fortalecer y consolidar los emprendimientos que permitan insertar la oferta turística de las zonas alto andinas del país al mercado nacional e internacional, basados en la revaloración de su cultura andina como fuente generadora de productos y servicios turísticos únicos y exportables, diseñando productos turísticos con enfoque de mercado.

2. Asistencia Técnica a Municipalidades y Comunidades Andinas: Para dotar de asistencia técnica a los Gobiernos Locales y Comunidades Campesinas así como capacitarlos en el desarrollo de negocios rurales inclusivos que a través de planes de negocios, planes de desarrollo local, programas multianuales de inversiones y asistencia técnica para la priorización de proyectos de inversión pública fortalezcan el desarrollo productivo e inclusivo de las comunidades andinas con potencial turístico del país.

3. Promover inversiones públicas en zonas andinas con potencial turísticos: Para tal fin se promoverán alianzas intersectoriales e inversión privada y pública en el sector turismo en las zonas alto andinas priorizadas.
El Modelo de intervención comprende el enfoque territorial en corredores económicos Productivos, en el que existe potencialidad del desarrollo de la cadena productiva de turismo. El Rol de Sierra Exportadora es acompañar a sector privado, asegurando la Institucionalidad mediante alianzas público privadas.
La gestión integral, se centra en propiciar actividades económicas que generen ingresos sostenibles, incorporando productos turísticos andinos al mercado interno y externo, bajo estrategias multisectoriales que hagan más eficiente la gestión pública.
El Programa de Turismo Andino, se desarrolla en el eje estratégico de Sierra Emprende, cuyo objetivo es crear nuevos productos, generar nuevos mercados, logrados mediante acciones de facilitación de la asociatividad, desarrollo de capacidades, fomento de la generación de negocios de operación turística en la sierra alto andina del país, fortaleciendo la cadena productiva del turismo.

El Modelo de negocios que se propone se basa en un enfoque de demanda; para producir lo que el mercado requiere, para cuyo efecto articula la oferta a la demanda, permitiendo la articulación necesaria para el acceso al mercado, impulsando la creación de operadores turísticos locales que garanticen la competitividad de los productos turísticos a desarrollar. 

Asimismo promueve el financiamiento de Planes de Negocios y/o proyectos de Inversión Pública en Turismo necesarios para fortalecer el desarrollo productivo e inclusivo; debiendo determinarse las zonas priorizadas en base a un recurso turístico ancla que permita el
Desarrollo sostenible de la cadena productiva del turismo en zonas de extrema pobreza donde la intervención del estado es limitada, impulsando la creación de rutas turísticas con enfoque de mercado, debidamente alineados a las políticas nacionales, regionales y provinciales en materia de turismo.

La Localización de los proyectos del programa o producto; al respecto del Programa de Turismo Andino tiene cobertura a nivel nacional, interviniendo prioritariamente en zonas alto andinas de la zona macro norte del país, considerando que es la zona con menor desarrollo turístico del país, en el que no existes productos turísticos desarrollados en la sierra para ser articulados a las rutas de la costa.

Como en el año 2013, se priorizo a la Región Piura, provincia de Ayabaca con su Icono Turístico El Complejo Arqueológico Aypate. En el año 2014, se ha previsto intervenir en las regiones Lambayeque, a Libertad, Cajamarca Amazonas.
El programa en la Región La Libertad requiere contar con un equipo de trabajo que articule adecuadamente al sector público y privado, a través de una mesa interinstitucional denominada Colectivo Markawamachuco; que deberá plantearse un plan de trabajo y cronograma de actividades para alcanzar las metas previstas.

P1070442 P1070446 P1070447 P1070449 P1070452 P1070454 P1070458 P1070461


La Dirección Nacional de Artesanal del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR) con Christie Malca Roque y la participación del Instructor Dante Julián Bravo Calderón, en coordinación con el Gobierno Regional de La Libertad; a través de la Eco. Emma Flores Ríos de la GRCTYPIP y el Sr. Walter Jesús Gómez de la GERCETUR; vienen apoyando la ejecución de un programa de entrenamiento en teñido de algodón y tejido en telar a cintura, para la adquisición de nuevas técnicas y puntos; con el objeto de lograr productos orientados a la demanda del mercado y lograr asi el fortalecimiento de las Asociaciones de Artesanas Manos Laboriosas y Valle Verde Top, de la localidad de Farías, en la Ruta Moche de la Región La Libertad 

El programa de entrenamiento abarco 12 sesiones de entrenamiento. El de teñido comprendió 48 horas de entrenamiento; con 4 horas por sesión y el de tejido comprendió 96 horas de entrenamiento, con 8 horas por sesión. En cada sesión se tocaron los temas de higiene personal y del área de trabajo; ejecución de técnicas y labores nuevas, mejora de la técnica. Así como el uso de hilos más delgados y el desarrollo de labores de diseño específicamente

La consultoría comprendió la elaboración de un informe conteniendo el diseño y planificación del programa, la guía del proceso de teñido (8 colores), la guía del proceso de tejido (8 puntos), así como la relación de artesanos especializados en la línea de tejidos y la evaluación de su desempeño. Así como también el muestrario de las nuevas técnicas y labores en tejidos desarrollados (fotografías de telares, 8 productos); y la inclusión de material para el desarrollo de los productos, el muestrario de los nuevos colores de teñido (fotografías, 8 colores) y el material para el teñido.

10341683_10201541986103757_321011732688945750_n 1010381_855063851177824_5014999380303581883_n 10270699_10201541992183909_747425568955061454_n 10294374_10201543038810074_2683403050980242227_n 10271571_855063357844540_1751112168226051515_n 10297586_10201541990423865_8451287457214929465_n 10296603_10201541994103957_2548403613055940672_n 10334318_855063774511165_7097917099669200367_n 10322838_855062754511267_1210271374267212160_n 10313136_855062617844614_740335387538233974_n 10294404_855063164511226_9161232687697772884_n 10291043_855063024511240_7217769551706257895_n 10177862_855064054511137_8401665465001323187_n 1907315_10201543162853175_8062486203630334575_n 1797567_855065534510989_3330457326316060354_n 1510611_10201541985623745_3788673869557748834_n 1010713_855064157844460_3385816051859038800_n 984064_855065691177640_7236848662980607428_n

 

La Ley establece el régimen jurídico que reconoce al artesano como constructor de identidad y tradiciones culturales, que regula el desarrollo sostenible, la protección y la promoción de la actividad artesanal en todas sus modalidades, preservando para ello la tradición artesanal en todas sus expresiones, propias de cada lugar, difundiendo y promoviendo sus técnicas y procedimientos de elaboración, teniendo en cuenta la calidad, representatividad, tradición, valor cultural y utilidad, y creando conciencia en la población sobre su importancia económica, social y cultural.

Su finalidad es la de promover el desarrollo del artesano y de la artesanía en sus diversas modalidades, integrándolos al desarrollo económico del país; facilitar el acceso del artesano al financiamiento privado; mejorar sus condiciones de productividad, competitividad, rentabilidad y gestión en el mercado; fomentar la formación de artesanos y la divulgación de sus técnicas, desarrollando sus aptitudes o habilidades; y recuperar y promover las manifestaciones y valores culturales, históricos y la identidad nacional, con el fi n de hacer de la actividad artesanal un sector descentralizado, económicamente viable y generador de empleo sostenible.

La Ley es de aplicación para los artesanos, empresas de la actividad artesanal y organismos e instituciones vinculados al desarrollo y promoción artesanal. Estos pueden gozar de los beneficios establecidos en la presente Ley al obtener la Certificación Artesanal y/o encontrándose registrados en el Registro Nacional del Artesano, de acuerdo a lo establecido en los artículos 29º y 30º, respectivamente.

Define al artesano a la persona que se dedica a la elaboración de objetos que reúnan las características establecidas en el artículo 5º, y que desarrolle una o más de las actividades señaladas en el Clasificador Nacional de Líneas Artesanales Y A LA artesanía a la actividad económica y cultural destinada a la elaboración y producción de bienes, ya sea totalmente a mano o con ayuda de herramientas manuales, e incluso medios mecánicos, siempre y cuando el valor agregado principal sea compuesto por la mano de obra directa y esta continúe siendo el componente más importante del producto acabado, pudiendo la naturaleza de los productos estar basada en sus características distintivas, intrínsecas al bien final ya sea en términos del valor histórico, cultural, utilitario o estético, que cumplen una función social reconocida, empleando materias primas originarias de las zonas de origen y que se identifiquen con un lugar de producción.

La Ley clasifica a la artesanía; en Artesanía tradicional, como  los bienes que tienen un uso utilitario, ritual o estético y que representan las costumbres y tradiciones de una región determinada. Constituye por lo tanto, expresión material de la cultura de comunidades o etnias, y puede ser Utilitaria y  Artística. Y De   otro lado a la Artesanía innovada, como los bienes que tienen una funcionalidad generalmente de carácter decorativo o utilitario, que está muy influenciada por la tendencia del mercado, y puede ser igualmente de carácter Utilitaria  y Artística

LAS Líneas Artesanales son los diferentes procesos de producción artesanal, vinculados a las materias primas que se utilicen en las diferentes regiones del país, existentes y futuras, que expresan la creatividad y habilidad manual del artesano.

El Clasificador Nacional de Líneas Artesanales es el inventario de las líneas artesanales existentes y de las que se desarrollen en el futuro. Tiene la finalidad de identificar adecuadamente los productos artesanales. Corresponde AL Ministerio de Comercio Exterior y Turismo aprobar el Clasificador Nacional de Líneas Artesanales.

En la ley son consideradas empresas           de la actividad artesanal todas las personas naturales y las personas jurídicas compuestas por artesanos dedicadas a la producción y comercialización de objetos que reúnan las características establecidas en el artículo 5º y que se encuentran consideradas en el Clasificador Nacional de Líneas Artesanales.

El Estado promueve y facilita el desarrollo de la actividad artesanal a través de los diversos sectores y niveles de gobierno, estableciendo mecanismos para incentivar la inversión privada, la producción, el acceso a los mercados interno y externo, la investigación, el rescate y la difusión cultural, así como otros mecanismos que permitan la organización empresarial y asociativa que coadyuven al crecimiento sostenible de la artesanía.

El Ente rector a nivel nacional es el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo – MINCETUR es la entidad competente para ejecutar la promoción, orientación y regulación de la artesanía de acuerdo a la Ley Nº 27790, Ley de Organización y Funciones del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo. En el ámbito regional, son competentes los gobiernos regionales, ejerciendo las funciones establecidas en la Ley Nº 27867, Ley Orgánica de Gobiernos Regionales, y su modificatoria, la Ley Nº 27902. En el ámbito local, los entes competentes son las municipalidades provinciales y distritales de acuerdo a la Ley Nº 27972, Ley Orgánica de Municipalidades. La Ley crea el Consejo Nacional de Fomento Artesanal en el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, el cual reemplazará al Comité Consultivo de Artesanía; el cual estará integrado por once (11) representantes:

Los gobiernos regionales, a través de las Direcciones Regionales de Comercio Exterior y Turismo, contarán con un Consejo Regional de Fomento Artesanal como órgano de coordinación entre el sector público y privado. La composición y funciones son establecidas por resolución regional.

Las municipalidades provinciales y distritales contarán con un Consejo Local de Fomento Artesanal como órgano de coordinación entre el sector público y privado. La composición y funciones son establecidas por norma local.

Entre las funciones del Consejo Nacional de Fomento Artesanal se encuentran la de proponer la política artesanal del país y las normas y acciones de apoyo a dicha actividad;  evaluar permanentemente el cumplimiento de los objetivos propuestos y sustentar las medidas necesarias para su eficaz aplicación; promover la organización de certámenes nacionales, regionales y locales, para la superación de los artesanos; proponer el Clasificador Nacional de Líneas Artesanales; promover que las personas con discapacidad tengan acceso a los Centros de Formación y Capacitación Artesanal, así como a los centros o talleres de producción artesanal, de conformidad con la Ley Nº 27050, Ley de la Persona con Discapacidad.

La acción del Estado en materia de promoción de la actividad artesanal se orienta por los siguientes lineamientos estratégicos; el de promover el crecimiento, desarrollo integral y reconocimiento del artesano y de la actividad artesanal impulsando la inversión privada y el acceso al mercado interno y externo de este sector; Promover y preservar los valores culturales, históricos y de identidad nacional; Fomentar la innovación tecnológica y el uso de normas técnicas para el mejoramiento de la calidad y competitividad de los productos artesanales; Propiciar la articulación, cooperación y asociatividad de los diferentes agentes que intervienen en el sector artesanal, Promover la permanente capacitación del artesano, estimulando el desarrollo de las aptitudes y habilidades que incrementen su potencial creativo, técnico y económico; Fomentar y difundir, en el sector artesanal, el uso y aplicación de la regulación relativa a la propiedad intelectual; Promover una cultura de conservación y sostenibilidad del medio ambiente en los procesos productivos de la actividad artesanal; Fomentar la conciencia ciudadana, promoviendo las condiciones adecuadas para el logro del bienestar socioeconómico del sector artesanal y Reconocer y apoyar a los artesanos productores de las comunidades campesinas y nativas.

rnaLa  Ley Del Artesano Nº 29073 señala que el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, en coordinación con los gobiernos regionales, los gobiernos locales y los sectores o instituciones, establecerá el Registro Nacional del Artesano. Este Registro debe tener características unificadas y descentralizadas.

El Registro Nacional del Artesano constituye un insumo base para el cumplimiento de los objetivos y la finalidad de la presente Ley, así como para el logro de las acciones y lineamientos estratégicos establecidos para la actividad artesanal; en consecuencia, su implementación y actualización tiene carácter obligatorio.

El RNA es un servicio que presta el Estado, que tiene por objeto la inscripción de los artesanos o empresas de la actividad artesanal, para la identificación y reconocimiento de su desempeño en la actividad artesanal, permitiendo al Estado, contar con un instrumento para el cumplimiento de los fines y objetivos de la Ley así como para el logro de los planes sectoriales y nacionales estratégicos establecidos para el sector artesanal.

El RNA está bajo la competencia de la Dirección Nacional de Artesanía- DNA del Viceministerio de Turismo. El RNA es unificado, es decir, tiene carácter único para todo el territorio nacional; es descentralizado, es decir, se puede acceder a la inscripción en la RNA y a la información que éste proporciona, a través de la DNA del Viceministerio de Turismo y/o de los Órganos Regionales Competentes y es obligatorio, es decir, todos los artesanos del país, empresas de la actividad artesanal y asociaciones de artesanos, están obligados a inscribirse en el RNA.

Para inscribirse en el RNA, el artesano, empresa de la actividad artesanal o asociación artesanal no requiere la aportación de documentación alguna. Sin perjuicio de ello, debe cumplir con los siguientes requisitos; el interesado debe ejercer la actividad artesanal como actividad económica principal; debe contar con un taller habilitado con carácter permanente para el desempeño de su actividad.

La inscripción en el RNA no exime a los interesados, de cumplir con los demás permisos, autorizaciones, inscripciones y/o licencias a que se encuentren obligados, de acuerdo con la legislación vigente.

Para obtener la inscripción en el RNA, el interesado deberá dirigir una solicitud a la DNA, o a los Órganos Regionales Competentes, de acuerdo al formato que se encuentra en el Anexo I, detallando la línea o líneas artesanales a las cuales se dedica y que correspondan a una de las identificadas en el CLANLAR. La presentación de la solicitud puede efectuarse directamente a través de la Oficina de Trámite Documentario o la que haga sus veces, de la sede central del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, ó de los Órganos Regionales Competentes.

La DNA o los Órganos Regionales Competentes, una vez realizada la inscripción, expedirán y entregarán al interesado, una Constancia de Inscripción, en la que se consignará entre otra información, el código de inscripción del artesano, así como la fecha de emisión y la de término de la vigencia del documento.

 La Constancia de Inscripción en el RNA permite a los artesanos registrados gozar de los beneficios establecidos en la Ley. No obstante lo señalado, la inscripción en el RNA no acredita la condición de artesano a la persona que se registra en él, como tampoco de empresa de la actividad artesanal o de asociación artesanal.

El código de inscripción asignado por la DNA mediante la Constancia de Inscripción al RNA constituirá un requisito obligatorio e indispensable que deberán consignar los artesanos en todo trámite vinculado a la actividad artesanal que realicen ante el MINCETUR, Gobiernos Regionales, Gobiernos Locales, o cualquier otra entidad pública.

La Constancia de Inscripción en el RNA tiene una vigencia de dos (02) años, vencidos los cuales el titular de la misma deberá renovarla siempre que continúe desarrollando actividad artesanal. La fecha de vencimiento de la Constancia de Inscripción, se consignará en el mismo documento.

La renovación de la Constancia de Inscripción en el RNA, deberá ser solicitada por el
interesado, siguiendo el procedimiento previsto en el presente Reglamento, siempre y cuando se cumpla con los requisitos señalados

Los interesados se encuentran obligados a comunicar cualquier modificación o alteración de los datos que figuren en el RNA

Son causas de cancelación de la Constancia de Inscripción y, por consiguiente, de la pérdida de la vigencia de la inscripción en el RNA; la no renovación de la vigencia de la Constancia de inscripción; el no ejercer la actividad artesanal por más de 1 año o ejercer ésta como una actividad económica secundaria; la renuncia o muerte del artesano; la extinción de la empresa de la actividad artesanal.

En caso de constatarse cualquiera de los supuestos mencionados, la DNA o los Órganos Regionales Competentes, procederán de oficio a cancelar la Constancia de Inscripción en el RNA y a retirar sus datos del RNA.

Se consideran causales de anulación de la inscripción en el RNA; el proporcionar información falsa durante el procedimiento de inscripción en el RNA; que la actividad realizada no se encuentra contemplada en el CLANLAR o no se subsume a la definición de artesanía contenida en el artículo 5º de la Ley.

Corresponde a la DNA, la anulación de la inscripción de los artesanos que incurran en algunas de las causales mencionadas en el inciso anterior.

La DNA es el órgano responsable de mantener actualizado el RNA, para lo cual, mantendrá permanente coordinación con los Gobiernos Regionales y Locales a fin de realizar el monitoreo de la actividad artesanal, asimismo, le asistirá el derecho a modificar los datos consignados, a cancelar o a anular las inscripciones en el RNA, en atención a lo dispuesto en  La Ley

El MINCETUR promoverá mediante campañas informativas y educativas, la inscripción en el RNA y su importancia para el artesano, divulgando las disposiciones sobre protección, capacitación,
asistencia e innovación tecnológica así como competitividad y creatividad, concursos, promoción e investigación de la actividad artesanal, entre otros, que establece la Ley.

1

El Diagnostico Estratégico del sector artesanal determinó que las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas a nivel nacional son las que a continuación se detallan:

Fortalezas:

  • ›Gran habilidad manual y creatividad de los artesanos productores, especialmente amautas, grandes maestros y otros artesanos con alta capacidad artística.
  • ›Riqueza en herencia e identidad cultural (conservación de técnicas ancestrales, valores simbólicos y usos sociales).
  • ›Diversidad de productos y líneas artesanales.
  • ›Presencia de exportadores e intermediarios que conocen y recogen las tendencias del mercado internacional y dinamizan la cadena de producción de la artesanía.
  • ›Aplicación de herramientas de promoción a nivel nacional e internacional por parte de los entes rectores del sector (concursos y reconocimientos nacionales, encuentro nacional de promotores de la artesanía peruana – PROMARTESANÍA, ferias nacionales, regionales y locales).
  • ›Existencia de programas y proyectos ejecutados por la DNA y las Direcciones Regionales de Comercio Exterior y Turismo –DIRCETUR, para desarrollar el sector y resaltar su valor cultural (Programa Oferta Competitiva, Conectar-t, Articulación Turismo y Artesanía, Rescate, Desarrollo de Mercados, Fortalecimiento de Exportaciones, Capacitaciones, etc…).
  • ›Ley del Artesano y del Desarrollo de la Actividad Artesanal y su Reglamento, como marco normativo del sector, que establece las competencias del Estado a nivel nacional, regional y local; y propone lineamientos y herramientas para su el desarrollo.
  • ›Existencia de una Red de Centros de Innovación Tecnológica (CITEs) de Artesanía y Turismo que brindan asesoría y capacitación en aspectos tecnológicos, gestión empresarial, articulación al mercado y diseño.
  • ›Presencia del Estado a nivel nacional a través de la Dirección Nacional de Artesanía (DNA) y a nivel regional a través de las Direcciones Regionales de Comercio Exterior y Turismo (DIRCETUR).
  • ›Capacidad de la DNA y algunas DIRCETUR para movilizar recursos y obtener financiamiento mediante recursos ordinarios de presupuesto público, el aporte de empresas de la región y la cooperación internacional.
  • ›Existen productos de artesanía con la categoría de productos bandera y con denominación de origen.
  • ›Experiencias de modelos organizacionales exitosos con fines específicos (empresas, consorcios de exportación, asociaciones de productores, cooperativas, conglomerados para venta).
  • ›Avance en la elaboración de normas técnicas de las principales líneas artesanales a nivel nacional.
  • ›Participación de jóvenes en los talleres y MYPEs familiares con mejores competencias de gestión y capacidad para asimilar nuevos conocimientos en técnicas y diseños.
  • ›Existencia de registros de exportadores del sector artesanía, como fuente inicial de información para desarrollar canales de ventas .

Debilidades:

  • ›Inexistencia de una visión estratégica articulada, alineada y concertada entre los actores del sector y las entidades involucradas, ocasiona que existan esfuerzos aislados para desarrollar el sector.
  • ›Información estadística dispersa; estudios de líneas artesanales, estudios de mercado y diagnósticos no sistematizados y/o desactualizados.
  • ›Insuficiente oferta de calidad y difícil acceso a la materias primas e insumos a nivel regional y local.
  • ›Limitados recursos humanos y presupuestales de la DNA y de las áreas de artesanía a nivel regional (DIRCETURs) y local, para articular esfuerzos y crear sinergias entre instituciones públicas y privadas.
  • ›Desconocimiento y escasa aplicación de estándares internacionales de calidad, por parte de pequeños productores de artesanía (no aplica a los productores enfocados en el mercado de exportación de artesanías).
  • ›Oferta parcial de los CITEs en innovación tecnológica, investigación y tendencias de innovación (limitaciones de recursos, baja cobertura en cantidad de artesanos beneficiados y líneas priorizadas).
  • ›Débil posicionamiento de los productos de artesanía peruana en sus diferentes mercados: local, turístico y de exportación.
  • ›Productos carentes de valor agregado y no diferenciados de acuerdo a los requerimientos y exigencias de los distintos mercados: local, turístico y de exportación.
  • ›Escasos conocimientos de productividad e indicadores de producción por parte de los pequeños productores de artesanía.
  • ›Débil articulación e integración de la cadena productiva con la cadena de comercialización (proveedor, productor, intermediario, comercializador).
  • ›Falta perfeccionamiento, desarrollo e implementación de varios segmentos de la Ley del Artesano y del Desarrollo de la Actividad Artesanal (CONAFAR, certificación de competencias, CLANART, Sistema de Información), así como su difusión entre los diferentes actores del sector artesanía.
  • ›No existen Insuficientes canales de comercialización para que el artesano productor llegue al mercado de exportaciones y turístico.
  • ›Escasa coordinación y alineamiento entre el MINCETUR (DNA), DIRCETUR, gobiernos regionales y locales.
  • ›Limitada innovación en técnicas, equipos, procesos, productos y diseños.
  • ›Políticas específicas del sector artesanías aun no aprobadas formalmente.
  • ›Baja escala de producción de artesanía para atender pedidos grandes.
  • ›Alto poder de negociación e influencia de los intermediarios
  • ›Escaso desarrollo de marcas de productos artesanales debido a la insuficiente información sobre el tema y a los altos costos de registro.
  • ›Modelos de asociatividad de los productores, poco sostenibles, debido a escasos vínculos de confianza, baja representatividad de las directivas, rasgos culturales, diferentes tamaños de empresas y deficiencias en la gestión de las organizaciones asociativas.
  • ›Los clientes nacionales y extranjeros no cuentan con información adecuada sobre dónde comprar artesanías (difusión, catálogos, páginas web).
  • ›Escasa cultura de inversión (aversión al riesgo), cultura empresarial y visión estratégica de negocio de los actores de la cadena de producción y comercialización, especialmente de los artesanos productores (escasos conocimientos de gestión y determinación de costos).
  • ›Desconocimiento sobre el impacto y cobertura de las herramientas de promoción aplicadas por el Estado (organización de concursos y ferias nacionales, regionales y locales).
  • ›Malas prácticas productivas y comerciales (venta de réplicas culturales sin certificación) afectan la imagen del sector.
  • ›Pérdida de técnicas de producción ancestrales (uso de materiales, procesos, diseños), que podrían ser utilizadas en la actualidad e incrementar el valor cultural de las artesanías.
  • ›Alto grado de informalidad de los productores de artesanía (altos costos, proceso complejo, régimen poco flexible y desconocimiento de beneficios).
  • ›Alto grado de complejidad cultural y socio-económica de los actores del sector.
  • ›Deficiente distribución y localización de puntos y centros de venta de artesanías.
  • ›Escaso conocimiento y accesibilidad a los mecanismos de protección de nuevas técnicas, diseños y productos, por parte de los artesanos productores.
  • ›Débil articulación y bajo poder de negociación de los artesanos productores con proveedores de materias primas e insumos.
  • ›La distribución de las exportaciones de las artesanías peruanas se concentra en EE.UU.

Oportunidades:

  • ›Crecimiento económico del país y posicionamiento del Perú (turismo y gastronomía), generan mayor demanda por artesanías.
  • ›Existencia de nichos en el mercado nacional e internacional, de productos naturales, ecológicos, culturales y hechos a mano.
  • ›Tendencia de incremento del turismo interno y receptivo a la par que tendencia de incremento del gasto en artesanía por parte del turista interno y receptivo.
  • ›Existencia de ferias internacionales que permiten mostrar las artesanías peruanas, establecer contactos para futuros negocios y descubrir tendencias en los mercados internacionales de artesanía.
  • ›Existencia de organismos de cooperación internacional que brindan recursos (financiamiento, asesoría técnica, préstamos, BID, BM, UE) para desarrollar proyectos y programas en beneficio del sector, especialmente para los pequeños productores y mypes.
  • ›Existencia de programas desarrollados por ONGs y entidades de cooperación internacional, que brindan asistencia técnica y capacitación para mejorar las competencias de gestión, comercialización, diseño y producción de los artesanos; basados en temas de negocios inclusivos, comercio justo y lucha contra la pobreza.
  • ›Existencia de entidades financieras (cajas provinciales, municipales y rurales, cooperativas, otros) y de productos financieros (líneas de crédito:
  • ›Convenio Banco de la Nación, IDESI) para productores de artesanía y MYPEs.
  • ›Existencia del canon minero para algunas regiones del país, el cual puede ser orientado a programas de artesanía.
  • ›Existencia de programas de responsabilidad social de grandes empresas del sector privado (mineras, hidrocarburos, energéticas, financiero, supermercados, entre otras) que incluyen proyectos productivos y sociales que impactan en el desarrollo de la artesanía y el rescate del valor cultural de las localidades en la que intervienen.
  • ›Existencia de programas y proyectos de desarrollo del sector elaborados y ejecutados por instituciones públicas vinculadas a la actividad (MINAG, MINEDU, MINPRO, MTPE, MINDES, etc) .
  • ›Existencia y vigencia de marcos legales, políticas y planes sectoriales de otros sectores que favorecen su desarrollo (turismo, comercio exterior, propiedad intelectual, mypes, etc…).
  • ›Existencia, desarrollo y creación de corredores turísticos actuales y potenciales, y otras inversiones en turismo favorecerán al mercado turístico y local de artesanía.
  • ›Mejora en infraestructura (transporte, telecomunicaciones) y el desarrollo de las tecnologías de información (principalmente del Internet) facilitan el abastecimiento de materia prima e insumos, así como la ampliación de canales de comercialización y acceso a nuevos mercados.
  • ›Existencia de Asociaciones de Exportadores (ADEX), Sociedad Nacional de Industrias, Programas de promoción (PROMPERÚ), Cámaras de Comercio.
  • ›Existencia de Políticas y Programas Nacionales que representan una oportunidad para impulsar el sector (Lucha contra la pobreza, Inclusión, Cultura, etc…).
  • ›Riqueza del Perú en recursos naturales (animales, vegetales, minerales), climas, pisos ecológicos; lo que permite contar con materias primas e insumos para la elaboración de artesanías.
  • ›Existencia de instituciones educativas (SENATI, universidades, IEST) que ofrecen carreras universitarias y técnicas (Administración, Marketing,
  • ›Negocios Internacionales, Comercio Exterior, Ingenierías, Diseño, etc.) que contribuyen a elevar la competitividad de los actores del sector.
  • ›Procesos de planificación (PDCs) y presupuesto participativo que permiten la inclusión del sector dentro de las visiones regionales y locales, así como la realización de proyectos y programas para impulsar el sector.
  • ›Convenios internacionales y TLCs representan una oportunidad de presentación y acceso de la artesanía peruana a nuevos mercados internacionales.
  • ›Experiencias replicables de modelos empresariales de negocio exitosos en el sector turístico en diferentes zonas geográficas del país.
  • ›Existencia de procesos, equipos, técnicas y productos innovadores a nivel nacional e internacional, que pueden ser replicados y/o fusionados por los productores artesanales .
  • ›Tendencias a la adopción de buenas prácticas, comercio justo y responsabilidad social-ambiental empresarial por parte de las organizaciones.
  • ›Convenios y alianzas con entidades y corporaciones internacionales (compromisos de compra, promoción de la artesanía peruana, etc.)

Amenazas:

  • ›Baja priorización del sector artesanía en todos los niveles de gobierno, reflejada en los niveles insuficientes de recursos humanos y presupuestales asignados al sector.
  • ›Alta competencia de productos sustitutos provenientes del sector industrial, respecto a productos de artesanía, sobretodo en el segmento de productos utilitarios.
  • ›Alta variabilidad de las tendencias y dinámica del mercado de exportación.
  • ›Discontinuidad de políticas y cambios de autoridades, técnicos y funcionarios, no permiten un desarrollo continuo del sector, a nivel regional y local.
  • ›El sistema de educación peruano incluye limitadamente la enseñanza y valor cultural de la artesanía en sus planes curriculares (especialmente en la educación superior).
  • ›Escasa valoración de la artesanía por parte del turista interno, lo cual se refleja en su bajo consumo de artesanías.
  • ›Limitado número de empresas de servicios de apoyo, debido a que el sector artesanía es poco atractivo para inversionistas.
  • ›Pérdida de identidad, símbolos, usos y costumbres de la población, disminuyen la transmisión del conocimiento de generación en generación.
  • ›Desconocimiento del monto invertido y del impacto de los programas desarrollados por entidades privadas y públicas para impulsar el sector.
  • ›Las crisis económicas nacionales e internacionales afectan negativamente la comercialización, venta y margen de los productos de artesanía en sus tres mercados: local, turístico y de exportaciones.
  • ›Deficiente equipamiento e infraestructura de las instituciones formadoras públicas (laboratorios y talleres de práctica) y escasez de técnicos y profesionales especializados en la enseñanza para el sector artesanía.
  • ›Sistema financiero con limitada oferta de productos y altas barreras de acceso a financiamiento (costo y requisitos para ser sujeto de crédito), principalmente, para los pequeños productores y MYPEs de artesanía.
  • ›Escasa difusión y oferta limitada de instituciones y programas de formación y capacitación, que no responde a los requerimientos de los actores de la cadena de producción y comercialización, ni está integrada a programas de asistencia técnica.
  • ›Altos costos logísticos debido a la concentración de operadores logísticos en Lima y las principales ciudades costeras y orientados a sectores más atractivos que el sector de artesanía.
  • ›Subvenciones y asistencialismo por parte del Estado que generan dependencia y costumbre y no permiten que el artesano pueda ser competitivo y autosostenible.
  • ›Presencia, en el mercado local y turístico, de artesanías de otros países y posibilidad de crecimiento de las mismas debido a los bajos aranceles y obras de infraestructura entre el Perú y otros países.
  • ›Estrategias sectoriales público-privadas integrales e integradas de países competidores.
  • ›Insuficiente protección de los recursos naturales por parte del Estado (escaso monitoreo del cumplimiento de las leyes de protección del medio ambiente y ley de concesiones), lo cual reduce la continuidad del aprovisionamiento local de materias primas para la artesanía, provoca reasentamientos y pérdida progresiva de costumbres y modos de vida.
  • ›Cambio de clima y desastres naturales afectan la obtención de materias primas, producción y comercialización de los productos de artesanía.
  • ›Estricto control migratorio de países limítrofes, restringen la circulación de las artesanías peruanas hacia sus respectivos territorios.

1“El Plan Estratégico Nacional de Artesanía 2011- 2021. PENDAR,  es la herramienta fundamental que responde  a la problemática de una actividad económica y cultural, a través del cual se transmite la  historia y la identidad de los pueblos. 

En la actualidad el sector artesanal se encuentra en expansión e involucra alrededor de 100,000 talleres que ocupan directamente a 500,000 personas aproximadamente;  que enfrentan principalmente problemas de acceso a la información y al mercado.

El plan es muy importante porque establece objetivos y estrategias, que permitirán el ordenamiento y estructuración del sector,  impulsando el desarrollo de la artesanía; con la generación de una oferta competitiva de acuerdo a las exigencias del mercado; un enfoque sostenible, inclusivo y ambientalmente responsable.

Esto solo será posible a través de la articulación con otros ministerios, gobiernos regionales, locales y la sociedad civil, estableciendo los roles y responsabilidades de cada uno, donde el  logro de la competitividad del sector será tarea de los propios artesanos como gestores de su propio desarrollo.”

El Plan comprende la Visión del sector, la Misión del PENDAR y establece los objetivos y mapa estratégico del sector Artesanía.

Establece tres objetivos de impacto o de resultado y nueve objetivos estratégicos.

Los objetivos de resultado y los objetivos estratégicos se encuentran agrupados en cuatro perspectivas del sector; como son: los Grupos de Interés, la Gestión de la Competitividad del Sector, el Fortalecimiento Institucional, y la Inversión y Financiamiento.

Visión del Sector Artesanía

›Al 2021, el sector artesanía esta posicionado con calidad, identidad y alto valor cultural; aporta al desarrollo sostenible e integral del país, con artesanos competitivos y protagonistas de su propio desarrollo.

Misión del PENDAR

›Organizar, orientar, promover, articular y monitorear las actividades del sector artesanía, con la participación concertada de los actores públicos y privados; a fin de generar una oferta competitiva, de acuerdo a las exigencias del mercado, e impulsar el empleo digno y decente del artesano; contribuyendo al desarrollo del país.

 objetivos